MARC-ANTOINE BARROIS: LA HAUTE COUTURE MASCULINA REVIVE

Escrito por: Juan D. Zamora

Desde París, EXCLAMA habló en exclusiva con Marc-Antoine Barrois, el representante moderno de una dinastía dedicada al arte de vestir, quien con su trabajo le apuesta a acercar a los hombres al exclusivo mundo de la haute couture.

_MG_9002

Foto: Luc Lamotte

La moda nos permite hablar sin decir una palabra, evidenciando nuestros gustos, estilo de vida y preferencias mediante un look que actúa como nuestra armadura personal. Pero, ¿cómo diferenciarse en un mundo en el que la producción en masa hace que las marcas nos uniformen? Cada vez es más complicado conseguir ropa única, que nos haga distinguirnos de la multitud y más aun en la industria de indumentaria masculina.
Desde Francia, un país que se caracteriza por su marcado interés por el detalle y la ornamentación, Marc Antoine Barrois seduce con delicados materiales convertidos en artículos que traen la alta costura a un escenario actual, satisfaciendo las necesidades del James Bond citadino. Su apuesta está basada en trajes hechos a la medida que garantizan exclusividad, rescatando las técnicas de trabajo artesanal que la industrialización parecía haber sepultado.

El interés de Barrois por la moda masculina es la herencia de más de tres generaciones de reconocidos personajes del mundo textil francés: “Yo crecí en una familia donde lo textil estaba presente en todas las conversaciones. Mis abuelos trabajaron en la industria, uno en el tejido y el otro en hilado. Además, mi madre es costurera. Después de cursos de diseño y bellas artes, fue natural que yo aprendiera a coser. La creación se convirtió en mi modo de expresión.”

MAB---copyright-S-Gizard-2012

En la foto: Marc-Antoine Barrois
Foto: Stéphane Gizard

Su experiencia con la alta costura ha sido excepcional, ya que siendo muy joven ha tenido la oportunidad de trabajar con grandes de la moda como Dominique Sirop, reconocido por su trabajo con la Maison Givenchy y uno de los pesos pesados en la industria parisina, considerado grand couturier por la Chambre Syndicale de la Haute Couture Parisienne. Con él, Barrois trabajó durante algunos años, aprendiendo la importancia de los detalles y la forma en la que una prenda deja de ser simplemente “ropa” y se convierte en una pieza de arte.
Posteriormente, entró a la reconocida casa de moda Hermès, donde trabaja de la mano con Jean-Paul Gaultier. “Es muy interesante trabajar para casas prestigiosas con creadores talentosos. Hermès es sinónimo de calidad, los materiales excepcionales y una creación en conjunto de cosas bellas y simples. Jean-Paul Gaultier es la locura creativa en relación con los años de experiencia. Yo aprendí mucho al lado de estas personas, ellos me han permitido confirmar el gusto por los detalles.”

shoot-(1)-luc-lamotte

Marc

Fotos: Luc Lamotte

Buscando ofrecer una propuesta propia y enriquecido por una experiencia que muy pocos han podido tener, lanza en 2009 la casa Marc-Antoine Barrois, con la que busca “ofrecer al hombre eso que una mujer puede tener con la alta costura”. Su principal inspiración son esos hombres de película, que son dueños de una actitud que proyecta seguridad, elegancia y clase. Personas de mundo que conocen los pequeños detalles que marcan la diferencia. “Mis clientes son hombres que después de cuidar eso que ellos aman, les gusta dedicar tiempo para sí mismos, seleccionar prendas únicas, realizadas a la medida, con todo el ritual de toma de medidas y ensayos que esto conlleva.”
Su búsqueda por los materiales más finos y su fascinación por la detallada construcción de cada prenda ha sido reconocida por la Reunión de Museos Nacionales de Francia RMN – Grand Palais, quien lo invitó a crear una colección de corbatas inspiradas en la arquitectura y los detalles emblemáticos de tres de los museos más reconocidos: Louvre, dʼOrsay y el museo del Palacio de Versalles. Estas prendas de edición limitada fueron lanzadas en la primavera de 2013, y pueden ser adquiridas en los almacenes de cada museo.

sRg

Fotos: Fide Fashion Week

La sencilla exquisitez de las creaciones de Barrois se ve reflejada en prendas pensadas para ajustarse al cuerpo como una segunda piel, resultando toda una experiencia para quien las lleva. Su sentido romántico y su amor por el oficio se hacen evidentes en la forma como habla de lo que lo inspira: “Mi abuelo materno me ha inspirado con su clase y su elegancia. El respeto impuesto por la simple elegancia de la vida me ha hecho soñar. Como Cary Grant en la película de Alfred Hitchcock “To Catch A Thief” o más aun en las películas recientes, la elegancia de un James Bond encarnado por Sean Connery o Pierce Brosnan. De la alta costura femenina, antes que todo yo he tomado la importancia del servicio y de la creación. Cada creación es única y realizada sobre medida. En la alta costura, cuando una pieza de la colección es vendida no puede ser repetida. Yo siempre creo nuevas piezas.”

Disfrutar de los pequeños placeres de la vida es una característica del hombre que presenta Barrois, siendo él mismo un vivo ejemplo de lo importante que es deleitarse de los pequeños detalles que hacen grande la vida. Son estas experiencias las que han permitido darle un toque cotidiano a su propuesta, rompiendo el paradigma que hace ver a la alta costura como un tema rígido y poco usable. “Cada año y durante mis 29 años paso mis vacaciones en Bretagne, un pueblo sobre la costa donde Paul Gauguin vivió y pintó durante mucho años. Para mí este lugar es un pequeño paraíso donde me gusta refugiarme. En mi maleta siempre hay camisas blancas con un par de mancornas que yo pueda combinar fácilmente con un pantalón, un short, una pantaloneta de baño, una bufanda de seda negra como las que he diseñado para la exposición del Museo d’Orsay ‘les impressionistes et la mode’ y un smoking para las grandes ocasiones.”

IMGL1005

Fotos: Fide Fashion Week

Su nueva meta es conquistar el mercado latinoamericano y contagiar al hombre de estas latitudes de una mezcla de la sobriedad y elegancia europea con el carisma y la frescura que nos caracteriza. “Yo tengo una imagen de Latinoamérica de hombres muy distinguidos. Cuando ciudades como San Pablo y Buenos Aires están en las listas de distribución de moda se habla de su innegable elegancia. Creo que los servicios de la Haute Couture son importantes en cualquier parte del mundo”.

*Artículos relacionados

Zuzu Kim: Entre la lírica y la moda      Meadham Kirchhoff: Los opuestos se ataren     Del entendimiento global para producir moda 

NEWSLETTER

REGÍSTRESE A NUESTRO BOLETÍN Y RECIBA LA INFORMACIÓN MÁS ACTUAL SOBRE TENDENCIAS
Nombre
Email